Header Ads

Cargando...

Pepe Mujica le pone el EJEMPLO a los Calderón Zavala y se retira de la política de manera HONROSA

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...

 


El expresidente de Uruguay José Mujica (2010-2015) presentó este martes su renuncia al Senado del país suramericano dejando como mensaje que “triunfar en la vida no es ganar, es levantarse y volver a empezar cada vez que uno cae”.


En su alocución durante una sesión extraordinaria de la Cámara Alta, en la que también renunció el exmandatario Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000), Mujica dijo que “el odio es fuego como el amor, pero el amor es creador y el odio nos destruye”.


“Yo tengo mi buena cantidad de defectos, soy pasional, pero en mi jardín hace décadas que no cultivo el odio, porque aprendí una dura lección que me impuso la vida, que el odio termina estupidizando, nos hace perder objetividad”, agregó.


Después de la intervención de los senadores Oscar Andrade y Mario Bergara (Frente Amplio, izquierda), Guillermo Domenech (Cabildo Abierto, derecha), Pablo Lanz (Partido Colorado, centroderecha) y Carlos Camy (Partido Nacional, centroderecha), Mujica tomó la palabra para agradecer lo “elogiosos” que habían sido con él.


“Hay un tiempo para llegar y un tiempo para irse en la vida”, sentenció el exmandatario sobre su renuncia al escaño de Senador, algo que ya había anunciado meses atrás y que ratificó en la jornada de las elecciones departamentales y municipales, celebradas el 27 de noviembre.


Mujica apeló a la figura de Alejandro Atchugarry, político del Partido Colorado que ocupó su banca años atrás y fallecido en 2017, al que calificó de “símbolo de algo perdurable” que hay que conservar.


“La bonhomía a pesar de las rispideces de este país que, a pesar de ser pequeño, debe huir de las grietas”, indicó.


El ya exsenador, cuyo lugar en la Cámara Alta ocupará Alejandro Sánchez, también del Frente Amplio, se refirió a la nueva época en la que le ha tocado vivir, dominada por la tecnología y descartó que piense en alguna sucesión -ya que muchos señalan a Sánchez y a Yamandú Orsi, intendente de Canelones, como sus “hijos políticos”.


“En política no hay sucesión, hay causas. Todos pasamos, algunas causas sobreviven y se tienen que transformar y lo único permanente es el cambio. La biología impone cambios, pero también tiene que haber una actitud de dar oportunidad a nuevas generaciones”, señaló.


El exguerrillero José Mujica fue elegido Senador en las elecciones celebradas en octubre de 2019, pero ya había ocupado la banca en la Cámara Alta entre 2000 y 2005 y de 2015 a 2018. Además de ocupar la Presidencia de la República entre 2010 y 2015, fue Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca entre 2005 y 2008.


El ex presidente de Uruguay José "Pepe" Mujica se refirió a la iniciativa del actual presidente Luis Lacalle Pou para que ciudadanos argentinos se radiquen en ese país y les envió una dura advertencia a los potenciales migrantes.


“Es una forma de especular, seguramente. Uruguay no es un país barato. Los ricos quieren vivir en Uruguay como una forma de especular. Van a venir por lana, pero van a salir trasquilados”, afirmó ayer Mujica en una entrevista radial. Y destacó que la migración de ciudadanos argentinos “no nos van a arreglar nada” y que la clase media argentina es la que “mueve la aguja”, pero “no va a poder venir”.


Lacalle le replicó horas después


Anoche, en el estreno del programa Periodistas de la Televisión Nacional de Uruguay, el mandatario se refirió a los dichos de su antecesor diciendo que "por suerte la gente no le cree" a Mujica.


"Hay una canción de (Jorge) Cafrune que dice que la vanidad es yuyo malo que envenena toda huerta. Hay pájaros que solitos se entrampan por presumidos. No soy quién para generar desunión y polémica. Lo que no me parece –estoy radicalmente opuesto como casi siempre con Mujica– es dañar al país. Eso es dañar al país. Tenemos una concepción muy distinta con Mujica", aseveró. 


"Mujica gozó de popularidad en el mundo cuando a su país le iba mal. Un presidente tiene que seguir el derrotero del país. La vanidad es mala compañera. Lo que debería hacer Mujica si quiere a su país es hablar bien del Uruguay y no ahuyentar a los que quieren venir", agregó.


Con información de Sin embargo.

Con tecnología de Blogger.