Header Ads

Cargando...

AMLO a legisladores de EU: “México tiene derecho a decidir su política energética”

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...

 



Tras la carta enviada por legisladores de los Estados Unidos en la que externaban su ‘preocupación’ por la nueva política del gobierno de México de dar prioridad a Petróleos Mexicanos (PEMEX) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El presidente Andrés Manuel López Obrador aclaró que México no firmó acuerdo energético alguno durante la renegociación del Acuerdo Comercial T-MEC, por lo que pidió a empresas y legisladores de otra naciones no llamarse a engaños, sobre todo si “se aprovecharon de manera deshonesta en el periodo neoliberal cuando se gobernó a beneficios de empresas y particulares”.


Durante la visita técnica a la Central Termoeléctrica ‘José López Portillo’ en Nava, Coahuila, el mandatario federal señaló que ni Estados Unidos, ni Canadá tienen control sobre las decisiones en materia energética en México, ésto, ante las quejas del Senado de Estados Unidos en la Casa Blanca.


“México tiene el “derecho absoluto, soberano” para decidir sobre su política energética”.


López Obrador indicó que no dará marcha al plan del Gobierno Federal para rescatar a las paraestatales Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ante las peticiones del Estados Unidos al indicar que México está faltando a lo establecido en el Nuevo Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (T-MEC).


“Cuando se reiniciaron las negociaciones y en el capítulo de energía solo quedó establecido en dos párrafos el derecho absoluto y soberano de México para decidir en materia de política energética”.


Y envío un mensaje:

“Decirles a quienes están defendiendo la política neoliberal, no vamos a dar ni un paso atrás y vamos a rescatar a Pemex y a la CFE”, señaló AMLO.


AMLO señaló que en 2018, cuando era presidente electo, forzó que se detuvieran las negociaciones del T-MEC hasta que se quitó un capítulo que “comprometía nuestra soberanía nacional” en materia energética.


“Hace como dos días apareció un documento firmado por legisladores de Estados Unidos quejándose de la política energética que estamos aplicando en nuestro país. Quiero tratar el asunto con mucho respeto hacia ellos. Solo aclarar que en esta materia (…) no hemos suscrito ningún acuerdo comercial con el Gobierno de Estados Unidos o de Canadá”, expresó.


Dijo además que desde que asumió la presidencia de México, su gobierno ha implementado planes para recatar a Pemex y la CFE, tratando evitar que empresas extranjeras como Iberdrola acaparen el mercado de las energías en México, impulsando el desarrollo de las paraestatales.


Por eso, este sábado dijo que es “motivo de orgullo y satisfacción” que los congresistas estadounidenses señalen que el Gobierno mexicano está “empeñado” en rescatar estas empresas”.


“¿Cuál es la función del Gobierno? ¿Proteger los intereses privados? ¡No! Los únicos negocios que deben importar a los funcionarios son los negocios públicos. A mí no me paga Repsol, a mí me pagan los mexicanos para servirles”, reivindicó.


Inclusive, durante la semana fue publicado un nuevo Decreto Presidencial que establece el control de las plantas termoeléctricas por parte de la Secretaría de Marina (Semar), para la producción de energía eléctrica.


Delimitando así el poder del Gobierno sobre las empresas extranjeras que aún manejan algunas de las presas en México y controlan la producción de luz eléctrica que más tarde es distribuida por la CFE.


Con tecnología de Blogger.