Header Ads

Cargando...

Bronco ordenó apertura comercial desde mayo; saturó hospitales y cansó al personal médico

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...

Debido a la pandemia mundial por el Covid-19, prácticamente el país se encuentra semiparalizado económicamente.

Después de varios meses de confinamiento, poco a poco se ha pedido a los mandatario de los estados, que vayan abriendo sus economías locales poco a poco. Sin embargo, algunos gobernadores de la oposición han desechado la propuesta federal (el semáforo) y han decidido tomar las riendas de sus estados, lo que ha provocado rebrotes y en algunos casos, saturación de hospitales, desabasto de material y cansancio del personal médico.

Uno de los gobernadores ‘rebeldes’ es el Bronco, quien ordenó regresar a la apertura económica desde el mes de mayo.
De acuerdo a una investigación de Sin Embargo, esta decisión provocó rebrotes y una saturación hospitalaria cercana al 75%, siendo el nivel más elevado del país.

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Salud federal, Nuevo León es el primer estado con mayor ocupación hospitalaria tanto para camas generales -el 75 por ciento- como para camas con ventilador (para enfermos críticos), con el 69%.

A esto se le suma la falta de equipo médico para enfrentar el coronavirus.

La saturación de los hospitales en Nuevo León también se refleja en el personal médico que enfrenta un riesgo mayor de contagio por la falta de equipo de protección, por ejemplo, en el Hospital 17 del IMSS, en la capital Monterrey que ya suma 9 mil 200 positivos.

Algunos trabajadores han denunciado que tampoco tienen mascarillas N-95 y algunos de sus compañeros han dado positivo y han seguido trabajando; todo esto por falta de equipo de protección.

Nuevo León abrió desde el mes de mayo, saltándose el semáforo federal

El Gobernador del estado, Jaime Rodríguez ‘El Bronco’, ordenó la reapertura económica de la entidad, desde el mes de mayo.
Quizás por razones políticas, o porque en un principio la pandemia parecía controlada en esta importante región; la economía empezó a abrirse pese a que la llamada “nueva normalidad”, no empezó oficialmente hasta el 1 de junio, y se está llevando a cabo de manera muy cautelosa, con un semáforo que indica por estados qué se puede y qué no se puede hacer.

La reactivación económica se dio cuando habían 2 mil 898 casos y 116 fallecidos por coronavirus, y estas cifras han crecido en hasta 10 veces en los últimos dos meses, aunque las autoridades atribuyen a la propia ciudadanía parte del problema.

Si bien es cierto, que el coronavirus parecía haberse controlado en la entidad, lo cierto es que ahora Nuevo León es uno de los estados con más problemas de saturación y rebrotes. Por ejemplo en la capital, Monterrey, bares y restaurantes abrieron a mediados de mayo.

Hasta el 4 de agosto, hay 1,473 personas hospitalizadas a causa de la COVID-19, se reportan 34 mil 946 contagios y 1,289defunciones, según las cifras del Gobierno estatal.



Con tecnología de Blogger.