Header Ads

Cargando...

A partir de hoy se prohíbe vender animales, ni siquiera peces, en los tianguis y bazares.

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...


Apartir de este jueves en los mercados sobre ruedas de la capital estará prohibida la explotación y venta de todo tipo de animales, incluidos los acuáticos.


Así lo establecen los Lineamientos para la Operación y Funcionamiento del sistema de estos lugares de abasto, los cuales fueron publicados en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México.

Esta nueva restricción se suma a las ya vigentes, como lo son la venta de bebidas alcohólicas, cigarros sueltos, medicamentos, teléfonos celulares (nuevos y usados) pirotecnia y globos de cantoya, así como replicas de armas de fuego, armas blancas y uniformes oficiales de los cuerpos de Seguridad Pública, Defensa Civil y Nacional de México.

No tienen condiciones para vender, ni siquiera peces, esa es una situación que se debe cancelar porque no hay condiciones, solamente estamos ahí explotando la naturaleza en forma irracional», señaló Fadlala Akabani, secretario de Desarrollo Económico.

Los lineamientos también establecen la conformación de un nuevo padrón de oferentes, los cuales tendrán, a partir de este seis de agosto, 90 días naturales para realizar su trámite ante la Dirección General de Abasto, Comercio y Distribución, de la Secretaría de Desarrollo Económico.

En ningún caso se aceptarán a los que, en el pasado, hayan perdido su registro por violar las normas.

De acuerdo con el titular de la Sedeco, en los lineamientos además se establecen las facultades que tendrán tanto las autoridades de gobierno central como de las alcaldías para hacer valer el cumplimiento de las disposiciones con las que se busca hacer eficiente la actividad de los mercados sobre ruedas.

«Nosotros como Secretaría ahora, si tenemos facultades para pedirle a las alcaldías el inicio de procedimientos sancionatorios a quienes no acaten, como en este caso, las medidas sanitarias publicadas por la jefa de gobierno no se trata de impedirles que vendan, lo que se trata es que vendan lo que está legalmente permitido».

En caso de que los propietarios de los puestos, que se estiman son alrededor de 100 mil en toda la capital, no respeten las normas establecidas podrán ser sancionados con la suspensión de labores e incluso con la cancelación de su registro o la destitución de su representante.


Finamente y respecto al horario de venta se informó que este será de nueve de la mañana a seis de la tarde, aunque mientras el semáforo epidemiológico no se encuentre en verde, deberán de retirar sus puestos a más tardar a las cuatro de la tarde.
300 x 250
Con tecnología de Blogger.