Header Ads

Cargando...

Sacerdote ordena a fieles CONFESARSE por haber hecho PRESIDENTE del PAÍS a un BANDIDO

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...


El sacerdote, en una misa transmitida vía Internet en las redes de la iglesia, dijo que los que votaron por Jair Bolsonaro deberían ir a confesarse por el “pecado” que cometieron, según reporta el diario Estado de Minas.

“Él no sirve. Bolsonaro no vale nada. Quien le votó tiene que confesarse. Pedir perdón a Dios por el pecado que cometió porque eligió a un bandido como presidente”, expresó el religioso, citado por el mismo medio, con voz calmada y agregó:

“Él (Bolsonaro) habla de dios por encima de todo, pero no es el dios de Jesús, porque el Dios de Jesús es el que predica por la vida”.

Tagliaferro también criticó a Bolsonaro por el hecho de no tener un ministro de Salud cuando el país supera las 60.000 muertes por el COVID-19, pues para él el militar que dirige esa cartera es solo una ficha más del mandatario para que no le lleven la contraria, pues los 2 ministros anteriores no estaban de acuerdo con las políticas suyas, explica Minas de Estado.

Luego de que sus palabras se viralizaran en todo Brasil, el sacerdote justificó las críticas y señaló que a él no es al único que no le gusta Bolsonaro, sino a todo el mundo, detalla ese rotativo.

“A veces las personas me dicen: ‘Padre cuidado lo que dice durante la homilía porque hay a personas que no les gusta’.¿Pero qué es lo que tengo que decir durante la homilía? Lo que dios nos pide hablar. Si nosotros estamos viendo que el Gobierno no sirve, no podemos decir que sirve porque el pueblo no quiere escuchar eso”, dijo Tagliaferro.

Sin embargo sí hubo algo de lo que se arrepintió y fue de llamar al presidente brasileño “bandido”, porque de eso no tiene pruebas.

“Mi gran preocupación es que esto se distorsione y pueda tener un vínculo de odio. No era esa mi intención. Nunca quise propagar odio, violencia, pero sentí que el pueblo estaba desesperado”, finalizó el sacerdote, citado por Minas de Estado.
Con tecnología de Blogger.