Header Ads

Cargando...

DESCARO: Dice el PRI que Lozoya NUNCA militó en el partido y olvida los millones que consiguió

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...


Tras la detención y extradición de Emilio Lozoya, el presidente Nacional del PRI, Alejandro Moreno, hizo un llamado para indicar que los actos de corrupción son “individuales” y afirmó que el exfuncionario no militó “ni un minuto” en el PRI.

A través de redes sociales, Alejandro Moreno indicó que los actos de corrupción son individuales y que era erróneo equipararlos o igualarlos a toda una institución.

“Seamos claros, los actos de corrupción son individuales y, quien los cometa, debe enfrentar todo el peso de la ley. Lo que no debemos admitir es la confusión de igualar la conducta de un individuo a la de una institución”.

También expuso que en el caso de Emilio Lozoya, será la Fiscalía General de la República la que determine su culpabilidad.

Por último, indicó que el exdirector de Pemex nunca militó en el PRI.

“No hay registro, ni en el padrón actual ni en el histórico, de que Emilio “L” haya militado un solo día en nuestro partido. El PRI rechaza la corrupción y sus consecuencias y apoya las legítimas causas y demandas de la sociedad civil para combatirla. #TopeHastaDondeTope”, publicó.

Emilio Lozoya es extraditado desde España hasta México para responder en nuestro país por los delitos de lavado de dinero, cohecho y fraude.

Uno de los cargos más importantes en contra de Lozoya Austin es, precisamente, el haber recibido sobornos de la compañía brasileña Odebrecht para la campaña presidencial del priista Enrique Peña Nieto en 2012.

Emilio Lozoya Austin, ex director general de Petróleos Mexicanos, habría recibido 10 millones de dólares de parte de la constructora Odebrecht a cambio de la licitación de obras para la refinería en Tula, revelaron altos directivos de la empresa brasileña.

El diario brasileño O’Globo revelo desde agosto de 2017 que el director de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses Weyll, declaró que “los pagos comenzaron en marzo de 2012, cuando Lozoya Austin era uno de los principales integrantes del comité de campaña del ahora expresidente mexicano, Enrique Peña Nieto, miembro del PRI.

“Los primeros pagos de propina se producirían en el comienzo y el 2012, cuando el entonces candidato Peña Nieto lideraba las encuestas, el PRI se acercaba a una probable victoria y Lozoya era cotizado para asumir un cargo de relevancia en el futuro gobierno”, planteó el diario. “Según Meneses Weyll, el primer pago para Lozoya, de 4 millones de dólares, fue una manera de señalar que, si el PRI vencía la elección, la asociación corrupta podría rendirle aún más”, destacó entonces el periódico.

O’Globo detalló que Meneses Weyll dijo a los fiscales brasileños, en un testimonio del 16 de diciembre 2016 en la Fiscalía de la República en Guarulhos:

“A principios de 2012, constaté que Emilio Lozoya había alcanzado una posición destacada en el PRI, que disputaba las elecciones presidenciales de julio de 2012, cuyo candidato [Peña] era el favorito en las encuestas electorales. Lozoya se había convertido en uno de los líderes del comité de campaña, por lo que probablemente se convertiría en una persona influyente en la administración pública del país”. Sin embargo, para el actual presidente nacional del PRI esto no significa que Lozoya fuera militante del tricolor.

Se espera que a su llegada, Lozoya entregue videos de figuras políticas y legislativas involucradas en la corrupción en torno a la aprobación de la Reforma Energética en 2013 durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El pasado 6 de julio, la Justicia Española acordó extraditar a México a Lozoya por un presunto fraude de 280 millones de dólares en la compra de una planta de fertilizantes y por haber recibido unos 10.5 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Las autoridades le atribuyen un delito de cohecho y asociación ilícita, así como de “operaciones con recursos de procedencia ilícita”, que se correspondería con el delito de blanqueo del Código Penal español, por lo que se autorizó su extradición.

Emilio Lozoya, director de Pemex entre 2012 y 2016 con el Gobierno de Enrique Peña Nieto, fue detenido en febrero en Málaga (sur de España) después de que en mayo de 2019 fuera puesto en busca y captura internacional por su presunta implicación en la trama de sobornos de Odebrecht, a la que luego se añadieron nuevas denuncias.
Con tecnología de Blogger.