Header Ads

Cargando...

AMLO se compromete a trabajar para resolver el caso Ayotzinapa

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...


El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a trabajar para resolver el caso Ayotzinapa al reunirse este viernes con los padres de los 43 estudiantes desaparecidos, luego del reciente hallazgo de los restos de Christian Alfonso Rodríguez, en una barranca del estado de Guerrero.


“El presidente se comprometió a continuar con la investigación, la cual debe estar hasta esclarecer (el paradero) de todos los estudiantes”, dijo a medios Melitón Ortega, uno de los voceros de los padres, al salir del encuentro con López Obrador, en el Palacio Nacional.

Ortega comentó que el presidente “ratificó su compromiso” con el caso, por lo que se dará seguimiento a las nuevas líneas de investigación. “El Gobierno está en disposición de avanzar en la investigación”, añadió.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó el pasado martes que logró completar la identificación del estudiante Christian Alfonso Rodríguez Telumbre con base en los restos óseos hallados en una barranca de Guerrero.

“(El anuncio) nos da la esperanza de que haya un esclarecimiento del caso, este es el inicio de la nueva investigación, nos dijo el presidente y como padres vemos una ruta, y confiamos que hay que seguir”, expuso Ortega.

EL PRESIDENTE Y EL CASO

Fue el 3 de diciembre de 2018, dos días después de jurar como presidente, López Obrador firmó un decreto para instalar una Comisión de la Verdad encargada de investigar la desaparición de los 43 estudiantes, ocurrida el 26 de septiembre del 2014.

Para ello, la FGR estableció en junio de 2019 una unidad especial autónoma e independiente.

En febrero de 2020, el presidente ordenó reponer la investigación con ayuda de la FGR y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y un mes después firmó un acuerdo con ambas para intentar esclarecer la desaparición de los jóvenes.

Esta semana, su gobierno reportó la identificación de uno de los estudiantes, suceso que puede romper con la versión oficial del gobierno anterior de que éstos habían sido asesinados e incinerados en el basurero del municipio de Cocula, Guerrero.

QUE CONTINÚEN LAS INVESTIGACIONES

Durante su reunión de este viernes, López Obrador reiteró a los padres de Christian Alfonso y al resto de los familiares de los estudiantes que el caso no quedará impune y habrá justicia.

El abogado de los padres, Vidulfo Rosales, dijo a medios que lo que sigue en el caso de Christian, es que los culpables materiales e intelectuales comparezcan ante la justicia.

Además de que “existen más detenciones que realizar, más búsquedas que llevar a cabo, hay muchos pendientes todavía”.

Recientemente, Rosales había dicho a Efe que se tienen que fincar responsabilidades contra los responsables de la desaparición “pero también contra aquellos que, por omisión, cometieron irregularidades para ocultar deliberadamente la verdad y el paradero de los estudiantes”.

Rosales, quien ha acompañado a los familiares y representado prácticamente desde día siguiente a su desaparición, apuntó que “ahora hay una ruta de investigación diferente y el caso se sigue investigando”.

Sobre lo que los padres le solicitaron al presidente, dijo que le pidieron que “sigan las investigaciones y las búsquedas para dar con el paradero del resto de los estudiantes”

TRABAJA LA FISCALÍA

Precisamente hace 10 días, la FGR ordenó la detención de 46 funcionarios del sureño estado de Guerrero por su presunta relación con la desaparición de los estudiantes en una nueva etapa de la investigación,

Además, detuvo a José Ángel Casarrubias Salgado, alías “El Mochomo”, uno de los presuntos líderes del cartel Guerreros Unidos, involucrado en la desaparición de los jóvenes.

Con esos antecedentes, las autoridades mexicanas informaron que, con el apoyo de forenses extranjeros, habían identificado los restos de uno de los 43 estudiantes desaparecidos, casi seis años después de la tragedia, en septiembre del 2014.

El titular de la Unidad para el caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, refirió que correspondían a Rodríguez Telumbre los restos óseos (extremidad inferior y sin huellas de incineración) hallados en una barranca ubicada a unos 800 metros del basurero de Cocula donde la versión anterior señaló que habían sido quemados.

Los restos fueron identificados por el Instituto de Genética de la Universidad de Innsbruck (Austria) y fueron analizados también por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y ambos resultados coincidieron.


Con el hallazgo de Christian Alfonso aumentaron a tres los jóvenes identificados ya que durante la investigación del Gobierno anterior se hallaron restos de Alexander Mora y de Jhosivani Guerrero.
Con tecnología de Blogger.