Header Ads

Cargando...

Empresas extranjeras ven a México como el tercer país más atractivo del mundo para invertir

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...


 La nación mexicana se encuentra de Canadá y Reino Unido; la encuesta realizada vía online entre el 17 y el 23 de abril de este año, en la que participaron 300 ejecutivos de Estados Unidos con autoridad para tomar decisiones empresariales.

Entre las principales industrias participantes del sondeo se encuentran Tecnología de la información, servicios financieros, manufactura; servicios profesionales, venta minorista.

De acuerdo con el análisis cerca de tres cuartas partes de los encuestados manifiestan cierto nivel de confianza en la economía, la cual está reforzada por el paquete de alivio gubernamental establecido para apoyar a las empresas y los trabajadores.

El informe concluye que las tres economías de América del Norte están altamente interconectadas por las cadenas de suministro regionales, además del acuerdo comercial T-MEC.

Datos de la Oficina del Censo de EE. UU. TMF Group en México precisó que el gobierno se está centrando en la ejecución del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, además del acuerdo de libre comercio con la Unión Europea.
“Es una señal alentadora que los líderes empresariales en los EE. UU. estén expresando este tipo de optimismo, particularmente en base a los desafíos sin precedentes experimentados en la economía en los últimos meses.

Este grupo obviamente tenía mucha confianza antes del inicio de la pandemia, y ahora parecen ansiosos no solo por reiniciar sus negocios, sino también por ayudar a reactivar la economía”, comentó el líder de TMF Group en América del Norte, Larry Harding.

Los encuestados con poco optimismo pero con cifras positivas aseguraron que más allá de Estados Unidos, en un años la economía global tendrá una recuperación, por lo que confían en que sus negocios registraran una recuperación rápida.


“El COVID-19 ha impactado las cadenas de suministro a nivel mundial, y las compañías multinacionales que han sufrido las consecuencias de este impacto han tenido que optimizar su flexibilidad. Sin embargo, siguen expresando optimismo de que cada mercado puede sincronizar sus repercusiones operativas de una manera segura y eficiente “, agregó Harding.
Con tecnología de Blogger.