Header Ads

Cargando...

Uno de los problemas de América Latina es que los ricos no quieren pagar nada: Angela Merkel

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...


Hace algunos meses, exactamente en febrero de este año, Angela Merkel, canciller de Alemania, sostuvo una conversación con el presidente de Argentina Alberto Fernández. Sin embargo, durante estos tiempos de COVID-19 y cuarentena, se ha vuelto viral las declaraciones de la política alemana, en donde arremetió contra los líderes latinoamericanos.


En dicha reunión, Angela Merkel –según fuentes de la delegación argentina, (informa El Clarín)– señaló que “Uno de los problemas de América Latina es que los ricos no quieren pagar nada”. Aquella frase, fue el detonante para que vuelve a revivir en estas circunstancias que estamos pasando durante este estado de emergencia. ¿Habrá tenido razón?

“¿Cómo es posible que un país como Argentina, capaz de producir alimentos para 400 millones de personas, tenga al 40 por ciento de su población viviendo por debajo del umbral de la pobreza?”, indicó Merkel.

Por otra parte, según el informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, presentó en el 2016, que el 10% más rico posee el 71% de la riqueza y tan solo tributa el 5,4% de su renta. Increíble.

“Entre 2002 y 2015, las fortunas de los multimillonarios de América Latina crecieron en promedio un 21% anual, es decir, un aumento seis veces superior al del PIB de la región. Gran parte de esta riqueza se mantiene exenta del pago de impuestos o en paraísos fiscales. Es vergonzoso que en la mayoría de los países de la región continúe el aumento progresivo en la tasa y los bienes que pagan IVA, en vez de atacar la evasión fiscal y reducir las exenciones que reciben los que más tienen”, sostuvo Simon Ticehurst, director de OXFAM para América Latina y el Caribe.

Por su parte, el diario argentino Página/12 reforzó la idea de Merkel, al señalar que Alemania se encuentra entre los países del mundo con la tasa más alta en el impuesto de ganancias.


“Alemania es el cuarto país con la mayor presión fiscal de Europa, que el año pasado ascendió al 38 por ciento del PBI, según la OCDE, superando la media de esta organización, que alcanza el 34 por ciento. La primera fuente de recaudación son los ingresos por el impuesto al valor agregado, la segunda el impuesto a las ganancias y la tercera un tributo que pagan emprendedores o trabajadores independientes, algo similar a ingresos brutos. Además, se encuentra entre los países del mundo con la tasa más alta en el impuesto a las ganancias, que alcanza el 45 por ciento, según el World Economic Forum. De hecho, un trabajador soltero comienza a pagar un 14 por ciento de impuesto cuando supera un sueldo de 9408 euros anuales. A partir de los 57 mil euros anuales es el 42 por ciento del gravamen y desde los 270 mil anuales, el 45 por ciento de tope”, sentenció.
Con tecnología de Blogger.