Header Ads

Cargando...

La corrupción creció en este gobierno», advierte Calderón a mexicanos y lo tunden en redes

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...


Desde que se declaró la emergencia sanitaria se han rehabilitado y reconstruido hospitales evidenciando las carencias que se tenían anteriormente respecto a infraestructura en nuestro país. Existieron unidades de salud que ni siquiera fueron terminadas, debido a ello convirtieron Hospital abandonado desde hace 10 años para atender a pacientes positivos a Covid-19.

Se trató del hospital general de la mujer y el niño de Oaxaca su construcción comenzó en 2009 bajo la gestión del priista Ulises Ruiz. El capital necesario para la construcción superó los 100 millones de pesos, no obstante la obra no se culminó por lo que permaneció abandonado por 10 años. Posteriormente bajo la administración de Gabino Cué también se invirtió una cifra significativa al nosocomio. Sin embargo, siguió sin concluirse.

“Recibimos un sistema de salud colapsado, pero uno de los grandes monumentos a la negligencia y la corrupción pues es éste hospital”. Señaló Alejandro Murat, actual gobernador de Oaxaca.

Asimismo, cabe mencionar que de acuerdo con indagatorias realizadas por parte de la actual Fiscalía del estado, la construcción de este hospital sirvió como una especie de bóveda que ayudó a cubrir varios desvíos de recurso.

“El secretario de Salud de la administración pasada, y varios de sus colaboradores, están cumpliendo una condena en un reclusorio de Oaxaca”. Detalló el gobernador Alejandro Murat.

Por otra parte, luego de años de abandono, al llegar la administración de  Murat se decidió que el Ejército concluyera las obras de este hospital el cual se encuentra ubicado en el municipio de San Bartolo Coyotepec, en la región de Valles Centrales. Gracias a este movimiento hecho por el actual gobernador de Oaxaca  y capital de 260 millones de pesos, se logró en 4 meses lo que no fue posible en 10 años y se concluyó la construcción. Actualmente el que fuera un nosocomio abandonado hoy se le reconoció como Hospital Insignia que atiende a pacientes con Coronavirus en el estado.

A pesar de que la unidad se equipó para recibir a los pacientes con Covid-19, el gobierno de la entidad optó por instalar, a un lado de este hospital, una unidad móvil la cual contó con 60 camas con el fin de evitar que se sature el hospital principal.
300 x 250
Con tecnología de Blogger.