Header Ads

Cargando...

Fiscal de New York llamó mentiroso a García, lo confrontó de manera cruda y vergonzosa en la última audiencia.

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...


En la última audiencia antes de que Estados Unidos entrara en la cuarentena por la COVID-19, Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, fue confrontado por haberle mentido a autoridades estadounidenses, y eso podría provocar que su negociación se viera entorpecida, señala Anabel Hernández García, periodista mexicana que tuvo acceso a la transcripción de la audiencia referida.

“García Luna había sido muy descuidado en su modo de vivir, en su ritmo para adquirir propiedades, y eso despertó la atención del Gobierno mexicano. Están las acusaciones de narcos que dicen que le dieron dinero y la forma en la que compraba propiedades. Hablábamos de un yate en el texto que publicábamos la semana pasada, y de la casa de 3.3 millones de dólares en Golden Beach, Florida”, dijo hoy Hernández García durante una entrevista con Carmen Aristegui.

La transcripción de la audiencia que citó Anabel muestra que García Luna, preso hoy en Estados Unidos, fue confrontado de una “manera cruda y vergonzosa” por el Fiscal que lleva el caso en Nueva York. El funcionario, señaló Anabel, llamó mentiroso a Genaro en múltiples ocasiones.

“Él sigue negando que esa casa de Golden Beach sea suya, que el yate sea suyo. Niega todo. El Fiscal enumeró inconsistencias, enumeró mentiras que dijo García Luna ante la Fiscalía”, dijo Anabel durante el programa de Aristegui.

Genaro García Luna, detalló Anabel Hernández, compró el yate de 700 mil dólares y la casa de 3.3. millones de dólares casi de manera inmediata. Es decir, se gastó casi 4 millones de dólares de golpe.

“Cuando lo detienen él dice que esa casa se la habían prestado, que casi, casi por caridad lo habían dejado vivir ahí. La Fiscalía dice que no sólo sabía de la compra de la casa, sino que García Luna, la esposa e hijos fueron a elegir la casa. La persona que ayudó a comprar la casa ya declaró que sí sabía García Luna”, dijo Anabel Hernández.

“Él dijo que ya el restaurante de su esposa lo habían vendido, la Fiscalía lo confrontó el 28 de febrero: ‘¿por qué mintió? Ya hablamos con su contador, el restaurante sigue siendo suyo’. Mintió sobre que vivía de a gratis en la casa. Cuando su abogado había dicho que no, que había pagado renta”, agregó la periodista a Aristegui.

Es una cadena de mentiras en las que García Luna y su esposa incurrieron en la corte. Eso complicarán las posibilidades de hacer una negociación con la Fiscalía. El Fiscal no le cree, lo llama mentiroso y lo invita a explicar por qué mintió. García Luna pensaba que en Estados Unidos podía inventar historias, pero no. Ahí hay un Fiscal que lo confronta, que lo cuestiona, que le dice que han descubierto sus mentiras.
Con tecnología de Blogger.