Header Ads

Cargando...

En el IMSS de EPN simularon compra de ventiladores que resultaron empresas fantasmas

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...


De acuerdo con información deEl Universal se dio a conocer que el gobierno de Peña Nietodesvió fondos del IMSS que eran para ventiladores. Durante el sexenio pasado hubo un desvío de recursos públicos a “empresas fantasmas”, las cuales presuntamente vendieron ventiladores, uniformes y medicamentos. Sin embargo, el SAT determinó que estas operaciones fueron simuladas, pues no se contaba con empleados ni infraestructura para dichas acciones.

Durante el periodo entre2014 y 2018, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) realizó contrataciones a 133 empresas fantasma a las que les pagó la cantidad de 320.9 millones de pesos, cifra con la cual se debería de haber fortalecido la infraestructura hospitalaria, debido a ello, las unidades médicas enfrentan uno de sus mayores retos ante el combate contra el Covid-19.

Cabe mencionar que la mayor parte de estos recursos fueron destinados a la supuesta compra por lo menos 15 ventiladores, 80 mil 377 batas para aislamiento, 250 mil uniformes quirúrgicos, 114 mil 746 colchas y sábanas para camas de hospital. Además se hizo la compra de cientos de equipos médicos entre ellos: agujas, gasas, medicina e instrumental quirúrgico

De acuerdo con El Universal, se realizó una búsqueda en CompraNet y en el portal de compras del IMSS de los contratos que se otorgaron a los 133 proveedores y de estas manera se pudo corroborar el desvío de recurso. Cabe mencionar que en marzo, Impunidad Cero y Justicia Justa revelaron que de 2014 a 2018, los sectores de Salud federal y estatales realizaron un desvío por la cantidad de 4 mil 179 millones de pesos a empresas inexistentes.

Cabe resaltar que uno de los contratos fue firmado en 2017 con la empresa Interacción Biomédica por la cantidad de 4.7 millones de pesos dicho contacto “avalaba”  la supuesta compra de nueve ventiladores pediátrico-adulto-neonatal, después de todo un proceso de licitación.

La compra fue realizada por la delegación Tamaulipas y cada ventilador tuvo un costo de 532 mil 652 pesos y supuestamente tenía las siguientes especificaciones: “equipo electromecánico controlado por microprocesador y de soporte de vida para apoyo ventilatorio”. Este contrato se firmó el 28 de noviembre de 2017, es decir, cuatro meses después de que dicha  empresa fuera señalada definitivamente por el SAT como inexistente y su nombre figurara como publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Finalmente, cabe mencionar que el Instituto Mexicano del Seguro Social fue la segunda institución de salud con el mayor desfalco registrado. En los años investigados los directores del IMSS fueron: José Antonio González Anaya (2012-2016), Mikel Arriola (2016-2017) y Tuffic Miguel (2017-2018). De acuerdo con El Universal, los insumos que no fueron comprados en tiempos de Peña Nieto son los que ahora necesita con urgencia el sector salud para atender a pacientes diagnosticados con COVID-19.
300 x 250
Con tecnología de Blogger.