Header Ads

Cargando...

Le piden ‘unidad’ a AMLO; pero golpean con noticias falsas

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...


Los periodistas de los medios convencionales de información que acuden a las conferencias mañaneras, repetidamente preguntan al presidente si no resulta conveniente hacer un llamado a la unidad de todos los mexicanos.


Es una pregunta formulada semanalmente por cualquiera de los reporteros que cubren la fuente en Palacio Nacional y la respuesta del presidente siempre ha sido la misma: bienvenida la unidad, siempre y cuando ésta sea sincera.


Hoy le tocó al reportero de Grupo Fórmula formular la propuesta reiterada sobre la unidad nacional. Y recibió la misma contestación por parte del presidente.


Pero López Obrador agregó algo más en esta ocasión.
Dado que fueron dos las preguntas que debía contestar, respondió a la segunda de ellas, relativa a si se estaba apoyando a los trabajadores informales de alguna manera.


El presidente señaló lo siguiente:
Esto que preguntas lo he contestado varias veces. Lo hemos informado al pueblo de México de manera oficial y en estas conferencias mañaneras también. Los Programas de Bienestar tienen un alcance estimado del setenta por ciento del total de las familias del país. Mínimamente, cada una de estas familias disfrutan, desde antes de que se presentara la epidemia de Covid-19, de uno de los programas implementados por el gobierno, para garantizar el bienestar social.


Independientemente a esto, no ha subido el precio de la gasolina, ni tampoco se ha incrementado el costo de la energía eléctrica. No hay inflación que incremente el precio de la canasta básica.
Todo esto no se daba durante el periodo de gobierno neoliberal. Son apoyos permanentes, constitucionales, que reciben la mayor parte de los ciudadanos mexicanos.


Lo que sucede, es que los medios masivos de comunicación, no hablan de estos avances sociales, dentro de sus espacios noticiosos. No ayudan a difundir la verdad sobre el cambio que vive el país. Callan la realidad que estamos viviendo. En muchas ocasiones, con el fin de no evidenciar la corrupción que vivió esta nación en tiempos neoliberales.


López Obrador invitó a estos medios de información masiva, a promover discusiones públicas donde se compare la calidad de los beneficios sociales entre los dos proyectos de nación que aún se encuentran en pugna.


¿Hay verdaderamente algo que agradecer al neoliberalismo? ¿Deja una estructura nacional sólida, en donde cada mexicano tiene su lugar asegurado?


¿Está equivocada la visión del gobierno de la Cuarta Transformación, al poner por delante de cualquier otro interés, el bienestar de los que menos tienen?


El presidente ha dicho en otras ocasiones que la pandemia de Covid-19, no es la causa real de la crisis económica que vive el mundo entero. Es únicamente el último clavo en el ataúd de un modelo neoliberal, que moría poco a poco a lo largo y ancho del planeta.


La economía de mercado, ha demostrado sus limitaciones ante una situación que deja en claro el grave error que significa poner en manos de particulares, sectores estratégicos como la salud, la educación, la producción energética y otros igual de importantes.


El modelo neoliberal se muere por sus propias limitaciones y por ser una fuente inagotable de corrupción y mal ejercicio del servicio público.
López Obrador pide a los periodistas y analistas serios del país, que se hablen claramente sobre este tema. Y al mismo tiempo, contesta el día de hoy que son bienvenidas las propuestas de unidad nacional y trabajo conjunto. Pero solo pide a quienes formulan estos llamados, que sean sinceras sus intenciones particulares.


¿Por qué esta aclaración final, por parte del presidente?
Me parece que la sociedad mexicana ha escuchado hasta el cansancio propuestas que nacen de sectores conservadores, donde se llama a la solidaridad y a la unidad. Pero estos llamados solicitan siempre al gobierno un regreso a las prácticas neoliberales.
Hace pocos días el Consejo Coordinador Empresarial, intentó que distintos sectores sociales se unieran a los empresarios mexicanos, para presionar al gobierno. Quieren que se rescate a las grandes empresas, con las viejas recetas del neoliberalismo: contratación de deuda pública para apoyar a quienes más tienen, aplazamiento de obligaciones fiscales para estas empresas, dejar de pagar cuotas al Seguro Social con oportunidad.


Para los conservadores, unidad significa eso. Que el gobierno se una a ellos y que se apliquen las medidas del pasado, sin importar que los mexicanos hayamos votado por un cambio que tiene por objeto no volver a orientar los recursos nacionales, para el beneficio de unos cuantos.
Ése es el tipo de solidaridad que nos proponen. Una unión nacional, donde sus intereses se coloquen por delante del bienestar del resto de los mexicanos.


Acusan al gobierno de la Cuarta Transformación de no incluirlos en la toma de decisiones, sobre el proyecto de recuperación económica que se prepara. Pero lo que no dicen es que en su propuesta, los intereses de las grandes empresas, deben ser considerados siempre como asuntos de incuestionable interés nacional. Y esto no es así.
Que los empresarios vean por sus propios intereses, del mismo modo en que cada trabajador, ve por los intereses de su persona y por los de su familia.


La crisis económica provocada por la epidemia de Covid-19, está siendo usada por la clase conservadora, para intentar confundir a la sociedad mexicana.


El desajuste que vive nuestra economía, “es culpa de las medidas equivocadas que ha tomado el gobierno”. “Hay que cambiar de camino”, dicen. Y ese nuevo camino, es la vía oscura y corrupta que utilizó el neoliberalismo por décadas. “Endeudemos al país un poco más”. “Privilegiemos al pequeño sector social de siempre”.


La verdad es que son las medidas de bienestar social que impulsó el gobierno de López Obrador desde su llegada, las que han mitigado en buena parte, los daños económicos provocados por la epidemia de Covid-19.


¿Qué estaría pasando en México, si el setenta por ciento de las familias no recibieran en este momento un apoyo social? ¿Qué estaría sucediendo si los programas sociales no estuvieran operando? ¿Si no hubiera créditos a pequeños y medianos empresarios?
Viviríamos los momentos desesperantes del pasado. Los apoyos serían para las grandes empresas, únicamente.
La crisis y muerte del modelo neoliberal, son evidentes. La Cuarta Transformación es en México, la vacuna oportuna que en materia económica, está salvando al país.


Si en algún momento, los conservadores hablan sinceramente de unidad nacional, deben entender que esa unidad deja forzosamente las medidas económicas del pasado fuera de toda discusión.


Unidad en torno a la Cuarta Transformación siempre será bienvenida.
Pero la falsa unidad, que pretende imponer un retorno a los mecanismos políticos del pasado, va a quedarse fuera, por decisión nacional.


La sociedad mexicana nunca estará de acuerdo con eso.
Nunca más un gobierno rico, con pueblo pobre.
Nunca más un gobierno que solo sirve para proteger a quienes más tienen.


Malthus Gamba
300 x 250
Con tecnología de Blogger.