Header Ads

Cargando...

Iglesia católica se suma contra AMLO; piden detener y cancelar obras…

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...


La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) exhortó tanto al gobierno federal, como a los estatales y municipales, a suspender sus grandes obras públicas ante la pandemia.

Esto se suma a la presión de figuras políticas de oposición y algunos empresarios, que piden posponer proyectos estratégicos como el Aeropuerto en Santa Lucía, el Tren Maya y la Refinería Dos Bocas, a pesar de las miles de fuentes de empleo que generan.


Cabe recordar que la creación de dos millones de empleos en nueve meses que prometió López Obrador son el eje transversal de su plan económico, pues dichas fuentes laborales germinarán de la mano de dichos proyectos prioritarios, sumados a la inversión de 25 mil millones de pesos en infraestructura para agua potable y drenaje.

La construcción de 50 mil viviendas en zonas marginadas de 50 municipios, la ampliación del Programa Sembrando Vida para campesinos, la entrega de apoyos directos a 190 mil pescadores, además de la contratación de 45 mil profesionales médicos y de enfermería.

De esta manera, la petición del CEM coincide con la de algunos gobernadores de partidos de oposición y líderes empresariales, quienes en lugar de priorizar a los sectores más vulnerables exigen liquidez a costa del endeudamiento del país y rescate al estilo del Fobaproa.

“Pedimos un gran acuerdo nacional, donde se instale un consejo nacional para la recuperación y en los estados, donde participen gobierno, sector productivo, sociedad civil y academia”, expresó José López Campos, presidente de Concanaco-Servitur, en inconformidad con los apoyos que se han otorgado a las micro y pequeñas empresas.

Por su parte, el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, ha reiterado que el Gobierno debe cancelar sus obras emblemáticas y que “el país requiere transitar a un gran acuerdo nacional para superar los daños personales y económicos derivados de la epidemia.”

Como ya habría reportado anteriormente este medio, el concepto de “pacto de unidad” exigido por actores de la oposición, ahora apoyados por la iglesia católica, resulta especialmente sospechoso ante el referente del “Pacto por México”, donde todos los partidos políticos de aquel entonces se unieron para dar paso a las reformas de Enrique Peña Nieto, lo cual tuvo consecuencias sociales y económicas catastróficas.

No es raro de que la iglesia católica este de lado de los PRIAN, desde hace años ha estado involucrado en la política que incluso hasta recibían millones de pesos del erario publico solo para callar la corrupción que había en el gobierno, ahora nuevamente se une con la oposición, sobre todo con el partido del PAN y empresarios para evitar de que AMLO tenga éxito en sus proyectos.
300 x 250
Con tecnología de Blogger.