Header Ads

Cargando...

Francia, Dinamarca y Polonia siguen los pasos de AMLO y niegan rescate a empresas que no pagan impuestos

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...


Pese a que muchos han tratado de refutar la acción de el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador de no ir al rescate de las grandes empresas y otorgar fondos para las pequeñas y medianas empresas, como medida para contrarrestar los efectos del Covid-19 y poder ayudar a estas últimas; la realidad es que varios países han ido implementando esta medida, tales los casos como Francia, Polonia, Dinamarca y Austria.

Cabe resaltar la negativa del gobierno mexicano de ir al rescate de empresas deudoras de impuestos. Por el contrario, la UIF ha iniciado investigaciones contra esas empresas que han presentado irregularidades, evasión fiscal y desatención a las medidas sanitarias sugeridas por la autoridad. Por ello, no es de extrañar la aplicación de las mismas medidas en los países europeos.

Este viernes, Bruno Le Maire, ministro de Finanzas de Francia, sentenció que no otorgarían apoyo a empresas que estén registradas en paraísos fiscales, añadió que «hay reglas que deben seguirse. Si te has beneficiado del tesoro del Estado, no puedes pagar dividendos y no puedes volver a comprar acciones. Y si tu sede está ubicada en un paraíso fiscal, es evidente que no puedes beneficiarte de la ayuda pública».

«No hace falta aclarar que si una empresa tiene su sede fiscal o sus filiales en un paraíso fiscal, aclaro contundentemente, no podrá beneficiarse de las ayudas financieras del Estado», expresó Bruno Le Maire el día viernes.

Con ello, Francia se convirtió en el 4to país dentro de la Unión Europea en tomar esta medida frente al Covid-19, de no otorgar «ayuda» a empresas que no pagan impuestos o que pagan poco.

Esto se vió con anterioridad en el Parlamento de Austria quien, el pasado miércoles, realizó una petición para elaborar una ley que impida que «los evasores de impuestos, que han aparcado su dinero en los paraísos fiscales de la lista negra (de la Unión Europea) no se merecen la solidaridad de las aportaciones de los trabajadores y empresarios en Austria».

   


Por su parte, otro de los países que también fue por el «no salvar a grandes empresas» fue Polonia, siendo que Mateusz Morawiecki, primer ministro de Polonia, declaró que no era posible que grandes compañías quisieran beneficiarse de los 6 mil millones de dólares estadounidenses que el Gobierno lanzó como fondo de rescate dirigido a empresas nacionales.

Otro de estos países fue Dinamarca, debido a que Nicolai Wammen, ministro de Finanzas del país europeo, señaló que como país «tenemos una posición más fuerte que muchos otros países y podemos pedir dinero prestado para superar esta situación de la mejor manera posible» detallando que «las empresas con sede en paraísos fiscales, de acuerdo con las directrices de la Unión Europea, no pueden recibir subvenciones».
300 x 250
Con tecnología de Blogger.