Header Ads

Cargando...

VIDEOS:Enfermero rompe en llanto después de rechazar abrazo de su hijo por miedo al coronavirus

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...


En los últimos meses -que a veces parecen años-, hemos visto una enorme cantidad de videos inspiradores circular por redes sociales. Desde colectivos solidaridad, hasta vecinos que cantan por las ventanas; desde policías que entretienen a niños en cuarentena con megáfonos hasta voluntarios al frente de un combate global contra la pandemia.

Ahora, encontramos un video más que muestra cómo han cambiado las relaciones humanas desde que empezó a esparcirse la enfermedad COVID-19 causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. El video fue subido a la red social Tik Tok que ha tenido un auge impresionante en los últimos tiempos.

En el video se aprecia cómo Naser Ali Al-Shahrani, un enfermero saudí que trabaja en el hospital de Ryadh, llega a casa después de un largo turno. Su hijo, Mohamed, visiblemente emocionado, corre para abrazarlo, pero él lo detiene por miedo a contagiarlo. Inmediatamente después, se derrumba y comienza a llorar.

A pesar de sólo durar seis segundos, el emotivo video ha dado la vuelta al mundo y se ha convertido en el centro de numerosas discusiones sobre la forma en que la epidemia de coronavirus ha cambiado la manera en que nos relacionamos con otros seres humanos. De entrada, es impresionante ver cómo este padre debe hacer de lado sus sentimientos para salvaguardar la integridad de su familia. Después, es duro pensar cómo un niño va a tener que crecer, durante una temporada, acostumbrándose a mantener una cierta distancia con las personas que más quiere.

Todas estas reflexiones se suman a la importancia que están teniendo, actualmente, las redes sociales para expresar relaciones afectivas a distancia. Por la terrible propagación de esta enfermedad con alta morbilidad, más de 100 millones de personas en el mundo se encuentran en una forma u otra de distanciamiento social. Y este número seguirá creciendo en las pŕoximas semanas. Frente a este aislamiento, las redes sociales nos han permitido transmitir emociones compartidas, a distancia, que trascienden barreras culturales.

De alguna forma, muchas personas en el mundo están pasando por lo mismo y este tipo de mensajes nos hacen sentir, a la distancia, que nunca estamos solos. También, nos muestran la responsabilidad que debemos tener todos para evitar que esta enfermedad se prolongue y que sus consecuencias sean aún más terribles.

Si un padre que lleva horas salvando vidas se priva voluntariamente de abrazar a su hijo al llegar a casa, no puede ser tan difícil que nosotros, que no tenemos que enfrentarnos a situaciones tan extremas, permanezcamos en casa acatando las indicaciones de la Secretaría de Salud. Es importante recordar, después de ver este enternecedor video que, al limitar el contacto con otras personas y permanecer en casa con sana distancia, podemos salvar vidas.

Finalmente, será nuestra disciplina de confinamiento voluntario la que decidirá qué tan drástica será la curva de infección de esta enfermedad, qué tanto podrá soportar los casos graves el sector salud y qué tan rápido podremos regresar todos a la ansiada normalidad.
Con tecnología de Blogger.