Header Ads

Cargando...

Papa Francisco pide a peluqueros y estilistas "no chismear" en hora laboral

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...


El papa Francisco suele hacer polémicas declaraciones en sus audiencias en el Vaticano, y ayer hizo una petición especial a los peluqueros y estilistas.

Es común que algunos de tus ratos de ocio los dediques a una plática que a veces termina siendo sobre la vida ajena; sin embargo, esto parece disgustar al papa, quién destacó la importancia de evitar los chismes durante la jornada laboral.

En una audiencia, el máximo representante de la Iglesia señaló que los estilistas deben ocuparse de su trabajo y de tener un trato amable con los clientes, no de los chismes de otros:


Los chismosos y las chismosas son gente que mata a los demás, porque la lengua mata, es como un cuchillo”.

El representante de la Iglesia católica destacó que debemos ejercer nuestra profesión con estilo cristiano, tratando a los clientes con amabilidad y cortesía, ofreciéndoles siempre palabras de ánimo, evitando ceder a la tentación de los chismes que se da comúnmente en el contexto laboral.


El papa Francisco recibió a peluqueros de las diferentes agrupaciones en Italia dedicadas a su patrón, San Martín de Porres, y en esta audiencia pidió que en su trabajo actúen siempre con rectitud y contribuyan al bien común de la sociedad.



Los miembros de estas asociaciones son peluqueros, barberos y estilistas que fueron a ver al santo padre para externarle sus preocupaciones y algunas peticiones.

El papa Pablo VI proclamó patrón de los peluqueros en 1966 al peruano Martín de Porres, que en su juventud fue aprendiz de un barbero-cirujano. Este hombre fue formado en el arte de la barbería, una función que en dicha época abarcaba también la curación de heridas y hasta la cirugía; era conocido por su talento y su bondad.

A este santo se le atribuyeron numerosos milagros, por los que fue canonizado en 1962.

El líder de la Iglesia aseguró:


Los chismosos y chismosas son terroristas”.

El papa Francisco siempre se ha manifestado contra los chismes y cotilleos en sus discursos, ya que no solo considera pecado lo que está escrito en los pensamientos, pues destacó que una forma aparentemente inocente de ‘matar’ a las personas es a través de la difamación y las mentiras:


Tened cuidado, el chismoso y la chismosa son terroristas, tiran la bomba a los demás y se van tranquilos”.

En ocasiones anteriores el papa Francisco dijo que ‘el que no quisiera a los homosexuales no tenía corazón’, frase que también causó revuelo entre los más conservadores.

Con información de La Neta Noticias.
160 x 600
Con tecnología de Blogger.