Header Ads

Cargando...

Salvaje práctica castiga la infidelidad de los hombres

Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...
Publicidad
Cargando...

A todos los hombres que les son infieles a sus mujeres les cortan el pene, que luego es arrojado para que se lo coman los animales.
Una de las humillaciones más grandes que pueden sufrir las mujeres en Tailandia es que les sean infieles. Esto porque hace más de 100 años que la poligamia fue oficialmente prohibida.

Por lo mismo, las mujeres tailandesas han decidido tomar cartas en el asunto y así es como cada vez que sorprenden a su marido en una infidelidad le cortan el pene con un cuchillo de cocina.

Posterior a esto, el pene es lanzado por las ventanas de las casas para que el miembro masculino sea comido por los animales, principalmente patos.

Esta práctica pone a Tailandia como el país del mundo con más injertos de penes.

¿Qué opinan ustedes de esta práctica femenina?
Con tecnología de Blogger.